martes, 21 de junio de 2016

ADELINA ó RAQUEL


Hace tiempo que os tenía olvidados¡¡¡
No hace mucho me llamaron para un nuevo domicilio.Una señora que necesita cuidados paliativos debido a un cáncer.
Cuando recibes la llamada de un nuevo domicilio, siempre, como bien sabéis,y como os tengo contado en anteriores capítulos surgen preguntas,y esas preguntas son comunes a ambas partes(tanto para el que va a trabajar, como para el enfermo y su familia que están en su domicilio);pero en tu caso como profesional,  tú mente comienza a ser bombardeada con una gran serie de preguntas,¿en que situación estará su enfermedad?, ¿serás tú su perfil de cuidadora?, ¿estarás a las alturas de las circunstancias?. y ella ¿cómo será ?... En fin...
Supongo que ella también tendría su serie de preguntas, deseando que llegara el día , para dar solución a todo lo que nos estaba pasando por nuestra mente.
Llega el día, pero como suele pasar algunas veces, el tiempo no pasa; da la sensación que el tiempo se ha parado.Vuelves mirar el reloj, pero solo los minutos, son los que se mueven. NO DA PASADO EL TIEMPO.
Tranquila, vas a ser capaz; va salir todo bien.Has estudiado el caso de ella,sabes al dedillo, como está su situación, cual es su medicación y como son las dosis y cada cuanto.Has hablado con su médico, la familia, ya ha tenido una reunión previa contigo, para conocerte y saber un poco de ti. El tiempo que llevas trabajando, si has estado más tiempo con enfermos,que haciendo limpieza en los domicilios ;único que te falta es ponerle cara.Yo estaba deseando que llegara el momento de conocerla como el mes de Mayo.
Por fin llegó el gran momento; me dirigí al portal de su domicilio, subí en el ascensor y timbré.Tuve que esperar escasos segundos, me sorprendió; eso significaba para mi, que también estaban deseando conocerme, pero sobre todo ella.
Quién me recibió fue un señor, era personal del servicio.Muy encantador, me acompañó, hacía la habitación donde se encontraba.Me presentó, acaba de llegar Elena, señora.Puedes retirarte Marcos.
Buenos días Elena ¡¡ puedes sentarte donde quieras, ese orejero(un asiento alto) es muy cómodo.¿Quieres tomar algo? mientras hablamos.Creo que primero es mejor dedicarle un tiempo a conocernos, ya que, si todo va bien, vamos compartir unas cuantas horas diarias y tú estarás conmigo.Estoy de acuerdo con tu propuesta es una gran idea.
Soy una mujer que si me invento cosas es para no aburrirme siempre suelo comentar cosas distintas; han sido muchos años en los que te das cuenta que cuando surgen problemas grandes, como en este caso una gran enfermedad, las amistades; esas amistades que siempre estaban ahí para las buenas y para las malas, poco a poco, comienzan a desaparecer , dando paso a las llamadas de teléfono, que como, suele suceder lo mismo.
Por ese motivo, y como la vida es una gran maestra, he tomado esa decisión, total a ell@s que les importa.
Pero en tú caso es completamente distinto, vas estar conmigo o bien  egoístamente por un sueldo o porque de verdad eres una gran profesional y si es así la prioridad va ser mi enfermedad, mi estado; habrán días muy duros, como también habrá días más llevaderos.
Pero eso ya lo sabremos la vida es muy sabia, por mucho que una persona quiera aparentar ser de una forma, de una manera, el tiempo te la presenta tal cual es.Así que, por eso tiempo al tiempo.
Ser amable es lo último que queda después de haber fallado con todo lo demás.
No se ofenda no pretenda que cuente todos mis secretos a la 1ª persona que encuentro.
Soy vieja y me estoy muriendo.
A día de hoy tiene cáncer de páncreas muy poco tiempo de vida pero ella es extremadamente fuerte y su tiempo limitado.
Creo que el comienzo no está mal. Hemos empatizado desde el minuto uno.Le encanta mi forma de ser,y a mí me sucede lo mismo con ella.Estoy deseando que llegue el siguiente día para poder continuar mi labor.
Una labor muy cruel pero a la vez muy gratificante.Cruel porque, en el momento que comienza la partida es muy dura, pero gratificante, por saber que has hecho todo lo que ha estado en tus manos, y no fuera así, consultas con especialistas ( que  no es molestias para ellos, sino al contrario, como te dicen, para eso estamos.Si por una consulta evitamos un mal mayor,o si por un consejo en cualquier ámbito podemos mejorar su calidad de vida ) que más se puede pedir.Por hacer todo lo que está al alcance de tus manos lo consigues.Lo malo es cuando ya no puedes hacer nada más.
Bueno aquí os dejo otra entrada.
Espero que sea de vuestro agrado.
Perdonarme por tardar en volver.
Un abrazo para tod@s