martes, 20 de octubre de 2015

ESTAR A LAS DURAS Y A LAS MADURAS.


Poco a poco todo vuelve a la normalidad.
Ya hacía tiempo que no me pasaba por aquí.
Deciros que debido a todo los acontecimientos que sucedieron, me había quedado bloqueada, no estaba motivada, apenas tenía palabras para retomar el blog.Pero poco a poco vamos cogiendo fuerzas y recopilando más noticias y más historias que contaros.
Pero es cierto,no somos máquinas a las que borras su memoria y vuelves a comenzar como si nada sucediera.Esto es la vida pura y dura.
Tratas con enfermos y a la vez, con sus familias y a mayores con su médico de cabecera e incluso, con la trabajadora social de su Ayuntamiento.
Trabajas todos los días de lunes a domingo (festivos incluidos) sin apenas descanso.Entras en la vida de muchas familias, ellas con sus virtudes y defectos y tú con tu forma de trabajar, con tus ideas, con tus estudios y tu profesionalidad.Las cuales, muchas veces no son compartidas con alguien de la familia.Pero también a veces,con alguien del equipo multidisplicinar,al que lo pones en alerta sobre alguna de las tareas de trabajo, que puede ser muy primordial, muy importante y ella no le da importancia.
Tienes que estar a las duras y a las maduras.Hacer de tripas corazón,morderte la lengua.
Pero te dicen,escuchas, que tienes que desconectar, tienes que dejar todo eso a un lado, y dedicar un tiempo para ti.
Te dejas ir, haces lo que te aconsejan a tu pesar.Pero como hacer oídos sordos a todo lo que has escuchado, a todo lo que has visto y que no compartes.Sabes que está mal, quieres hacerlo bien, pero se meten por medio e intentan que no hagas tu trabajo.
Al final, la sensación que tienes, es que te ves en el medio y te empujan para un lado,como de pronto, te están empujando hacia el otro lado.Si protestas de una cosa es malo, pero si protestas hacia la otra cosa, también es malo.La consecuencia, es que la mayoría de las veces, el trabajo  acaba en casa.
Gracias a Dios, he comenzado de nuevo, con dos domicilios.Como siempre grandes personas y grandes familias, las cuales, aceptan la nueva situación y ponen al 100% de su parte para ayudar,para aprender e incluso llegar a colaborar.
A día de hoy es mucha suerte que cuentes con el apoyo de la familia,cuando lo normal es todo lo contrario.Ya te dicen que : "" lo que haga falta "", "" di lo que necesites""...,etc
Estos dos domicilios coinciden con la cadera operada, pero uno de ellos, tiene principios de demencia.Poco a poco, todo va cogiendo forma.Comienzas a ver que las cosas comienzan a coger un buen rumbo.Eso es lo importante.
Como digo yo :"" Estamos en el mismo barco.Lo ideal es que todos nos impliquemos y poniendo todo de nuestra parte, raro que suceda algo o que se sufra un revés.Es como las patas de una mesa, cuando cojea una, la mesa ya no está bien."".
Ya os iré contando .
Espero que me perdonéis por todo este tiempo sin hablar .
Un abrazo grandote.