jueves, 12 de marzo de 2015

¡ NO PUEDE SER !....


¿Qué decir?
¿Cómo mirarlo?
¿Por que tiene que pasar siempre lo mismo a la gente que menos se lo merece?.
Estas entre otras ,son las preguntas que me suelen venir a la cabeza en muchos de los domicilios que tengo que atender.
Deciros que al día de hoy en uno de mis domicilios, tengo a un señor de 85 años, al que su esposa la hemos tenido que ingresar hace aproximadamente, un mes.
Ella ha ido al médico 2 veces en su vida, ha  sufrido una operación y poco más.
De pronto un día, se encuentra con mucha fiebre, fiebre muy alta y que no hay manera de bajársela.
En definitiva,se decide ingresarla por lo grave que iba.
Su marido, no podía creer lo que estaba viendo.Su esposa, muy mal, se va a la Residencia, ¡no puede ser!
Comienzan a asomar esas lágrimas, en esos pequeños ojos azules, no se que va ser de nosotros.
¡¡ Tengo que ir con ella !! , tenemos que organizarnos.
Día a día, ahí está levantado y arreglado como si fuera para una boda, a primera hora, para volver a su destino; su destino es ella.
Tengo que hablar con los médicos, a ver que dicen, ¿como está ?, esperemos que el tratamiento lo acepte desde el primer momento.
Es una mujer muy especial para comer, pero en fin, esperemos que se encuentre mejor.
Llega la noche, la noche es muy larga, la cabeza no lo deja descansar, pensando y pensando ,¿ como son esas pruebas?.¿para que sirven?, ¿se encontrará mejor con ellas?.¿ Cuánto tiempo estará en el hospital? .Y los médicos, acertarán con lo que tiene,o , ¿estarán ensayando con ella ?; voy tener que llevar al médico la medicación que está tomando mi esposa, porque a lo mejor, ellos no tienen ni idea de cuales son sus pastillas.
Nos tenemos uno al otro, desde el primer día y no nos hemos vuelto a separar.
- ¡Pero si mañana le dan el alta! , exclamo yo.
_A ver deja ver si, viene para casa.Ella está muy delicada, responde el.
-Pero a ella los resultados de las pruebas le dan bien, responde al tratamiento, y poco a poco, ya come más e incluso, ya comienza a dar esos pequeños paseos por el pasillo.Eso quiere decir que ella va bien dentro de lo que cabe.
_No se puede cantar victoria, aún queda la noche y nunca se sabe.
Yo ya quería tenerla aquí conmigo.Volver como antes.Tener nuestra vida, nuestras cosas.
En unas palabras volver a la normalidad.
Todos los días tenemos que desplazarnos a la Residencia, dejar nuestra casa, en conclusión, es un sin vivir.Y yo tampoco estoy para estos trotes, no tengo edad, para pasar las noches con ella.Mi cuerpo no lo resistiría.
Bueno vamos a ver, como se pone todo, y esperemos que todo llegue a buen puerto, a la normalidad.
-Cuando ella, vuelva a casa, ha de venir con una nueva medicación, y una nueva alimentación.¿Tendrá que seguir con la alimentación que tenía en la Residencia en casa ?
_Bueno a ver .Tenemos que esperar a ver lo que dice el médico.Pero pienso que es una tontería esas mezclas.Y la medicación que trae, tendrá que ir a su medico de familia, para comentarle, cuantas pastillas toma ahora y si eso está correcto.Porque tantas pastillas, no se para que le van hacer falta.Si la mandan para casa, ya no le hacen falta tanta pastilla.
-Pero como no las tome, vuelve a empeorar y volverá a ingresar en la Residencia.
_Me dijo la doctora, que mañana probablemente le harán una prueba, no sé muy bien como se llama algo de escopia. Seguramente, ha de ser para mirar el oxígeno.
Tienen que meterle un tubo por la boca.En fin, eso fue lo que me dijo la doctora.
-Será una gastroendoscopia .Se trata de una prueba para el estudio del esófago, del estómago y del duodeno.
_Ahh ¡¡ bueno bueno ; será para eso.A mí no me dijeron nada de eso, pero bueno, ha de ser eso,seguramente.
Esperemos que le den pronto de alta.
Aquí os dejo un trailer sobre una pareja de ancianos, que tienen un problema con su hija que se arrastra de hace tiempo.Extrañas situaciones nos van revelando la enfermedad de la anciana, el extravío de su hija y la odisea que puede volverse bajar las escaleras de un piso.Interesante, ,por decir lo menos.
Espero que sea de vuestro agrado.
Os mando un gran abrazo y MUCHAS GRACIAS por estar ahí un día más.