viernes, 6 de febrero de 2015

ABRIL...

Hace tiempo que quería contar una historia, la historia de Abril.
Se trata de una niña, que debido a un accidente,
se quedó en una silla de ruedas.No era capaz de dar un paso, siempre en su silla.
La familia se trasladó de localidad,ya que,en esa nueva localidad habían unos buenos médicos que podrían tratarla.La cita la tenía pero aún faltaban 6 meses y medio para que la atendieran.Pero ella, no quería abandonar su población porque en ella tenía sus amiguitas.Las iba echar de menos y eso ella lo quería evitar a toda costa.
Al llegar a esa nueva población,se instalaron en su nueva vivienda y sin darse cuenta tenían un ayudante,un crío de la misma edad que Abril.Se hicieron muy amigos,desde el primer momento.
Poco a poco,Abril iba adaptándose a ese nuevo lugar, y con la ayuda de Pablo, se llevaba mucho mejor.
El quería verla caminar, todos los días la iba a visitar, le enseñaba sus logros,en clase, en el recreo, como le encantaba pescar y disfrutaba llevándole esos: calamares, o esos pescaditos a Abril "" vengo a compartir"".
Abril siempre se preocupaba cuando Pablo iba a pescar, tenía miedo de que le fuera a suceder algo malo.No estaba tranquila hasta que lo veía llegar cargado con sus trofeos ( su pesca).
Un día Pablo, decide coger la barca y salir a pescar.En el muelle, ya lo conocían, era familia de pescadores y él el día de mañana sería otro pescador más.Cuando está llegando a la zona donde el suele ponerse para pescar, se fija que llegan unos furtivos y detrás de los furtivos los vigilantes de la cofradía de pescadores. De repente, se escuchan disparos, y por desgracia uno de ellos alcanza al crío, alcanza a Pablo.
Pablo, cae rendido, acuden a su ayuda, un señor mayor, vecino de la familia,y al que a Pablo, le tiene mucho cariño.No se detiene, ni un momento, hasta que consigue llegar a el.Se acerca para ver el alcance de lo sucedido y observa que Pablo, no se mueve, parece que está muerto, a su lado un reguero de sangre.
¡Pablo!,¡Pablo!, no hacía más que gritar, era imposible que el crío falleciera.
Pero las noticias vuelan y pronto llegaron a oídos de Abril, no podía ser.
Abril, no se lo podía creer, era imposible.Estaba muy angustiada, quería levantarse de su silla de ruedas, pero era imposible.Ella no podía andar.
Pero el saber que su amigo estaba herido de gravedad, y ella no poder estar con el, eso no lo podía consentir.Tenía que hacer algo, pero no sabía muy bien lo que.
¡¡ Pobre Pablo !! dios mío, que no se muera, por favor.El es muy bueno, por favor, por favor...
A la vez, que ella decía esas palabras, ella quería levantarse,Quería ir a ver a su amigo, a estar con el, a acompañarlo y no dejarlo solo en esos momentos.
Sin ser consciente, de lo que estaba haciendo, se dirigió a un taxista de la zona, para que lo acercara al centro de salud más próximo.
Todo el mundo cuando la ve,están asombrados de lo que están viendo, ¡¡es imposible !!, ¿Cómo es posible???.....
Abril está andando,no le dejan ver al crío, ella se sienta en una de las sillas de la sala de espera.Se acercan unos vecinos de ella, para salir de su asombro cuando la vieron llegar caminando,Querían saber, ¿Cómo?, ¿Cuando? .....todo eran preguntas que se les venían a la mente y querían respuestas.
Cuando por fin, sale el médico que lo estaba atendiendo en urgencias, comenta que al final se trataba, de que la bala había entrado en el hombro pero no había orificio de salida.Que tuvo suerte, que no le afectará a ningún tejido y que la bala había que extraerla.
Ella permaneció todo el tiempo allí , esperando a poder verlo, pero estaba enterada de todas las noticias que le iban sucediendo a Pablo.
Por fin llegó el gran día. Llegó el día de poder verlo, de asegurarse que lo sucedido, no fue nada, solo fue una herida de batalla.
Cuando se encontraron, eso fue un valle de lágrimas, lágrimas de alegría al saber que todo gracias a Dios salió muy bien y las lágrimas de Pablo al ver, que Abril ya podía andar.
Ahora ya podrían estar más tiempo juntos, ya podrían compartir más actividades, cuanto quedaba por aprender, pero eso sí ,antes Pablo tendría que recuperarse al 100% y Abril tendría que visitar a sus médicos.
Espero que os guste esta nueva entrada.
Un abrazo grandote.



No hay comentarios:

Publicar un comentario